Registro NO LLAME. Más de 800.000 inscriptos y ni una sola multa

Creado por la ley 26.591, el registro “No Llame” debutó el 14 de enero de 2015 y contempla multas de entre $1.000 y $100.000 a los call centers y empresas que efectúen llamados con ofertas o promociones de productos y servicios a números fijos o celulares teóricamente bloqueados. En su primer día de su funcionamiento, se inscribieron 40.493 teléfonos fijos y 59.815 móviles y el sitio web del “No llame” recibió 192.053 visitas. A ese malestar inicial y a juzgar por la avalancha de denuncias acumuladas, la eficacia del sistema está en la mira por la falta de rigor y de celeridad en la aplicación de las sanciones.

Una estadística oficial a la que tuvo acceso Clarín ofrece un dato más que ilustrativo: una sola empresa de seguridad que vende alarmas hogareñas fue denunciada 17.000 veces y hasta el momento no fue multada. Entre los mayores infractores aparecen las telefónicas, algunos bancos, concesionarias de autos, compañías de seguros y centros de salud. “Se iniciaron un total de 400 expedientes, que representan $5 millones en multas, pero el trámite administrativo demora en promedio 2 años”, se disculpó el titular de la DNPDP, Eduardo Bertoni. Desde la AMDIA (Asociación de Marketing Directo de la Argentina), admiten que la falta de severidad en las sanciones complica a toda la actividad.

“Estamos muy de acuerdo en que se sancionen las malas prácticas. Hay malos practicantes, como en todos los rubros, pero son una minoría los que ponen en peligro a toda la industria”, dijo Mary Teahan, una alta directiva de la AMDIA, entidad que representa a los call centers. Pero por otro lado, Teahan dice que mirado en perspectiva, la cantidad de denuncias no es significativa. “No todos lo están haciendo bien y hay instancias que es molesto y hay que respetar el consumidor. Pero son poco más de 31.000 denuncias sobre 730.000 inscriptos, es sólo un 4%. Es relevante y hay que poner en caja ese 4%, pero tampoco diría que es una barbaridad”, concluyó.

El “No Llame” es un mecanismo que permite bloquear llamadas y mensajes comerciales. Es un trámite simple y gratuito, y la inscripción como las denuncias por incumplimientos pueden hacerse vía web o telefónicamente, a través de un 0800. Desde la inscripción, los call centers y las empresas tienen 30 días para eliminarlos de sus bases de datos. Quedan excluidos los políticos en campaña y la información de los servicios que brinda el Estado, como los alertas meteorológicos, por caso. En muchos casos, estas excepciones no son conocidas, por lo cual “la mitad de las denuncias son desestimadas”. De todos modos, en el Gobierno sospechan que hay empresas que vulneran el mecanismo en forma explícita y reiterada, asumiendo a las multas como un costo más de sus campañas de venta.

 

Vos que opinas?